martes, 19 de septiembre de 2017

¿Cómo Empezar a Leer X-Men?


Preparando este post, trascendió la noticia del deceso de Len Wein, tan elemental en el desarrollo de nuestros queridos mutantes (y el cómic moderno). Vaya el aprecio de todos sus fans, a donde quiera que esté.

Puede que cuando hablo de cómics, te parece que hablo burda sobre los X-Men, pero en realidad he postergado el tema. Eso va a cambiar desde hoy y no podemos entrar en materia sin tocar el inicio, el dónde empezar a leer la saga.


Pues bien, el problema de X-Men es que, aunado a todos los rollos de los cómics tradicionales, se volvieron LA serie más popular en publicación a finales de los 70’. Eso llevó a sopotocientos títulos paralelos, cuentos, recuentos y cambios de equipo. El line-up más famoso es el de los 70’, co-diseñado por Len Wein y popularizado por Chris Claremont, pero el equipo original, el de Lee y Kirby, no fue muy notorio por torpeza narrativa.

¿Quiénes son los cinco clásicos?

1)   Jean Grey (por aquellos años era llamada “Marvel Girl”);
2)   Beast (Hank McCoy, que era un tipo bulky acrobático, no el peludo azul que conocemos);
3)   Angel (Warren Worthington III, quizá el más nulo, su arco era “Warren es rico y superhéroe”; pronto hablaremos de eso en detalle);
4)   Cyclops (Scott Summers, el George Harrison de los cómics);
5)   y Iceman (Bobby Drake, que era como el equivalente a Peter Parker y Johnny Storm; comic relief).

Si te fijas, eran los Cuatro Fantásticos, mas un tipo con alas que rescata gente. Y esa falta de personalidad les perjudicó, porque no tenían a Galactus y a Doctor Doom y tal. Claro que Magneto rondaba por ahí y la metáfora central (la discriminación) estuvo desde el principio, pero argumentalmente se agotó. Era otro equipo de superhéroes y ya.

Los X-Men fueron parte del último coletazo creativo del dúo, y Stan ha dicho muchas veces que cuando los inventó ya no se le ocurría nada nuevo (por eso los personajes nacieron con poderes, para no tener que buscarles “historia de origen”). Si empiezas a leer desde el primer episodio, vas a conseguir una serie torpe, narrada varias veces en especies de remake.

Y están muy bien logrados, empezando con:

1) X-Men: Children of the Atom


Lo primero que vas a notar de esta serie limitada es que trasladó al contexto original de 60’ a los años 90’, y se nota pero demasiado.

La serie es importante para entender el porvenir del Profesor X, por qué es tan importante para él formar al instituto y cómo es capaz de lograrlo sin que el gobierno se meta mucho. Es él quien protagoniza, junto a un tipo del FBI, si mal no recuerdo, y pues va ensamblando al grupo, a pesar de sus particulares pegas.
Porque es lo primero que debes saber de ese line-up: Salvo por Beast y Iceman, no se caían bien entre ellos. Se ven forzados a unirse por el bien común, una origin story bastante típica en una novela gráfica que no va a volverte fan pero cumple la misión. Su defecto más notable, sin embargo, es su poca sutileza.

Porque el malo de la historia es Hitler. No literalmente, pero se ve igualito, se viste igual, es un líder político carismático que organiza mítines igualitos a los nazis, con una organización paramilitar igualita a las SA. En ese sentido, sientes que Children of the Atom te pega con un ladrillo, “¿VES LA METÁFORA? ¿TE DISTE CUENTA DE LO INTELIGENTE QUE SOMOS?” In narrative, less is more y ese sobre-esfuerzo pone al cuento lento, pastoso. Imagínate American History X, versión mutantes.

No todo es negativo; las caracterizaciones salvan la patria. Hank McCoy es, a diferencia de lo que uno puede esperar, un amante de los deportes, popular en la escuela, y tiene mucho qué perder si se sabe de su verdad genética. De ese grupo original, he’s the one who is the most together. Warren está haciendo de superhéroe con resultados mixtos, Iceman está aterrado en la cochera de su casa (cuando Charles llega a ayudarlo, parece más bien un rescate), Jean no hace mucho… and then there’s Scott.

Soy medio infame entre mis conocidos porque me encanta Cyclops, que es un personaje que todo el mundo odia. Es como el helado de vainilla: Básico y aburrido, entre tantos otros personajes con personalidades y defectos interesantes. Siempre que alguien quiere hacer algo badass, sale Scott Summers a decir que no, que hay que hacer lo que dice el Profesor y blah, blah. Pero cuando ves de dónde viene, retratado aquí, quizá empieces a entender por qué le admiro y me identifico tanto con él.

Una vez le leí a un fan de Cyclops que “I don’t identify with Scott because of his strength and coldness, I identify with him for the ways in which he sucks”. Scott no era el Justin Timberlake del colegio. Era el paria. Su papá biológico lo abandonó pal’ coño y su padre adoptivo era un patán maldito que lo explotaba en beneficio propio. No podía quitarse los lentes o el resto del mundo sufriría y esto lo diferencia, de entrada, del resto del equipo —todos lucen normales, hasta Warren puede esconder las alas. Para ese Cyclops de los primeros años, no perder las gafas rojas was a huge fucking deal. No era el presidente de la clase, sino el flaquito retraído que leía a Sun Tzu en clases de educación física y que, cuando conoce a Jean, gusta de ella de inmediato, pero no se le ocurre jamás que ella puede gustar de él.

He was a freak and a weirdo, como nosotros que éramos feos y marginados. Aunque hay gente que se queda awkward toda la vida, muchos luchamos para elevarnos por encima de esas limitaciones y convertirnos en lo que los retos piden de nosotros. We struggle the fuck out to take control of our lives and fucking be strong even when we know we are, we’ve been, and we will always be freaks. AND THAT IS WHAT X-MEN IS ALL ABOUT.

En fin. ¿Qué tan importante es Children of the Atom? Léelo. Peca de frontal y a veces se nota que los autores están tratando demasiado de lucir inteligentes. Pero si superas esa barrera de entrada, vale la pena.

Ahora, no es esa la serie la que me volvió fan de la franquicia. La que lo logró, y es una de mis novelas gráficas favoritas es…

2) X-Men: Season One


A mediados de los 2000, Marvel se lanzó un recuento de sus series famosas y X-Men fue la más lograda. El cambio principal, y esto sería revolucionario en esa narrativa, es que el protagonista… es Jean Grey.

Fíjate, cuando la serie empezó, y durante más de una década, Jean no tuvo personalidad. Al igual que Sue Storm y prácticamente todas las mujeres en cómics de la era, era “token female character”, un personaje que es mujer como excusa y concepto, damisela en apuros y, pues, propia de cosas que sólo las mujeres supuestamente hacen.

Acá, es Jean nuestro personaje central y nos es muy fácil simpatizar con ella. Sabe que tiene un talento anormal y está clara de que esta educación en el Instituto Xavier es medio paramilitar, pero su deseo principal es el de encontrarse y aceptarse, que es algo por lo que todos los adolescentes pasan. Uno de los motivos de por qué Kitty Pryde fue tan popular en los 80’ es porque parecía un adolescente normal, que es algo que Jean nunca pareció (ni los demás X-Men, supuestamente son chamos, pero todos lucen como de 38). Ella fue “la chica de Scott”, hasta que pasó a Fénix y entonces toda su personalidad se basó en el Fénix (fue tan absurdo que en un momento de House of M, más de 20 años después, Psylocke gritaría “Must everything be about that stupid bird?”).

Hoy Jean es alguien, y eso empieza en Season One.

Los elementos básicos del mito están ahí: Magneto aparece con su mensaje radical y abundan los romances con el auto-desprecio. El éxito principal de esta novela son sus caracterizaciones Hay un punto en el que el grupo va a un carnaval a pasar el rato y se consiguen con Blob y otros mutantes que pasarán a la Hermandad de Magneto. Y lo que te refleja el enfrentamiento es cuánto se odian los malos a sí mismos.

Nadie pidió nacer diferente. Para muchos, como Jean o Bobby, es fácil de esconder, pero para gente como Blob, ser mutante significa llamar la atención, el odio y la burla de los imbéciles. Y cuando han abusado mentalmente de ti, es más fácil abrazar ideologías radicales.

Uno de mis momentos favoritos ocurre cuando Jean se consigue a Warren en el patio de la Mansión. Ella gusta de él (es el chamo típico del que se enamoran todas las adolescentes del planeta tierra), pero él estaba en una cita con una muchacha normal y Jean asume que no está interesado en ella.
“¿Cómo te fue?” le pregunta.
“Genial” dice Warren. “Comimos y paseamos y fuimos a su casa. Tiene una alberca y me mostró el bote de sus papás y fue muy romántico. Nos besamos, ella se empezó a desnudar y yo… también. Y vio mis alas y le encanté y nos fuimos a volar con ella entre mis brazos”.
Jean alza una ceja.
“¿En serio?”
“No. Me dio demasiado miedo que me viera las alas. Inventé una excusa y maté la vibra y me tuve que venir para acá. La tenía ya en pantys y no me atreví a mostrarle quién soy”.

Y el rostro de vergüenza de Warren, damn.

Porque esa es la otra, el arte de esta novela es excelente. A veces replica cosas de la serie de los 60’, que no funciona muy bien, pero el 90% de las veces es un puto acierto y ese uniforme clásico, de amarillo con negro, nunca ha lucido mejor.

Si tienes que leer una sola novela para empezar X-Men, que sea esta.

Como acotación te recomiendo que, al terminar esas dos, busques una serie llamada X-Men: First Class. No se parece en nada a la película homónima, y tiene un tono mucho más ligero que lo que estamos acostumbrados a leer en este melodrama, pero “actualiza” algunas historias de Lee y Kirby y te ayuda a que consolides esas personalidades del grupo inicial. Es algo como “las aventuras de X-Men”, pero se deja leer.

Además, it has fantastic cover art:


3) Giant-Size X-Men, No. 1.


Este es el tomo que cambió todo no sólo para los mutantes, sino para el panorama de los cómics en general. Es aquí donde nacen propiamente los X-Men.

Los X-Men originales desaparecen en una isla rara y el Profesor X debe formar otro grupo para rescatarlos. Ese otro grupo encarna perfectamente al concepto de la franquicia. ¿Recuerdas lo que dije sobre Scott siendo el único evidentemente freak? En este equipo tenemos a lo que se volvería un dream team:

-         Nightcrawler;
-         Storm;
-         Wolverine;
-         Colossus;
-         Banshee;
-         Sunfire;
-         Y Thunderbird.

Era un equipo internacional donde todo el mundo se ve diferente y tienen personalidades bien marcadas. Chris Claremont tomaría a ese grupo, plus Cyclops y Jean, y los desarrollaría en lo que son los arcos clásicos de la serie, incluyendo a la historia más importante de los 70’, The Dark Phoenix Saga.

Esta es una historia que muestra su edad; hay trappings clásicos de los cómics en su época y no te lo recomiendo como inicio de cajón por eso mismo: Puede parecerte aburrido si no le has agarrado el ritmo al cómic clásico. Pero ahí están personajes que se han hecho amar en una historia que atrapa, al menos hasta su resolución extravagante. Y de aquí puedes arrancar a leer el resto de X-Men por Claremont, así, en cursiva, porque es lectura obligada para todo el que se interese en el arte secuencial.

Cuando lo termines, te recomiendo que lo sigas con un arco llamado Deadly Genesis, que es una historia homenaje-precuela hecha en los 2000, donde ves, primero, cómo esa historia de Giant-Size llegó a darse y, segundo, por qué los fans de la saga consideramos que Charles Xavier es medio bastardo y enfermo.



Y, habiendo leído eso, vamos con LA novela gráfica de X-Men:

4) X-Men: God Loves, Man Kills.


Originalmente concebida como una historia paralela, GLMK ocurrió tras años de Claremont al bate y de un refinamiento brutal en su narrativa. Para este punto conoce a los personajes como si fuesen él mismo y está dispuesto a arriesgarse e ir a rincones francamente oscuros.

La historia te puede sonar familiar, porque es la base de la segunda película: El Reverendo William Stryker (un militar en el cine) tiene una carismática campaña en la que los mutantes son retratados como abominaciones, afrontas vivientes a Dios, generando una ola de violencia y odio racial en el mundo. El Profesor X trata de razonar con él a su forma clásica y digamos que no le va bien, así que queda en manos de los jóvenes mutantes el enfrentar al furibundo racista, rescatar a sus amigos y a su padre adoptivo. Cuentan con un inverosímil aliado: Max Eisenhardt, el terrorista mejor conocido como Magneto.

Para que tengas idea de qué tan darkS es esta historia, abre con el asesinato de dos niños mutantes, posteriormente crucificados. Un crimen de odio en toda regla. Y esta historia es lo que hace a Magneto un tipo interesante en formas en que el Doctor Doom o el Joker, no son: Es malo, pero puedes identificarte con él. Viendo a los cadáveres, Max está harto de la pasividad, sus heridas históricas lo obligan a impedir un holocausto ya en desarrollo y es burda de convincente. Cuando eres diferente, hay gente que te va a odiar sin motivo, que nunca te van a dar una oportunidad y por mucho que pongas la otra mejilla, a veces hay que tomar una acción radical. Sí, Magneto es malo, pero si lo ves desde cierto punto de vista, es el bueno. Motherfucker makes some pretty valid points y cuando tienes a un grupo paramilitar opresor entregado a pisotearte y negarte tus derechos de entrada, no puedes ser Gandhi todo el tiempo.

No te lo niego, GLMK es una historia fea que explora temas oscuros, y cuando la termines te vas a querer bañar. Pero la discriminación no es un tema bonito, cuando tienes a organizaciones como el KKK, partidos neo-nazis y el concepto moderno de “limpieza étnica”. Uno no puede acercarte al tema hoy con ligereza, “le caemos a golpes al malo y todo está resuelto”. Esta es una novela gráfica para adultos y no sólo te hará sentir: te hará pensar.

Y cerramos con una serie espectacular:

5) All-New X-Men.


Como una de las muchas renovaciones de Marvel en su línea editorial, se publicó la forma más fresca que los mutantes han tenido en más de una década. Un nuevo equipo de X-Men… conformado por los cinco originales. Literalmente.

La cosa va así: Por temas que no te voy a explicar ahorita, Charles Xavier está muerto a manos de Cyclops, que, desilusionado tras décadas de lucha, se ha convertido en un criminal proscrito y radical. El tipo, acompañado de Emma Frost, Magneto y Magik, ataca prisiones donde hay mutantes y se enfrenta a los Avengers que tratan de detenerle. No pierde la oportunidad para decir, ante las cámaras, que “Llevo toda la vida por el camino de la paz y no cambió nada, así que vamos a forzar la paz. Si eres un mutante, no tienes que esconderte ni avergonzarte de lo que eres. Únete a nosotros. Te entrenaremos, educaremos y mostraremos que no tienes por qué temerle al mundo”.

Es algo así como el discurso de Magneto, pero mucho más refinado. And he sort of looks like Speed Racer’s brother.

Beast, espantado por la senda que Scott tomó, por el éxito que ha tenido y por las últimas etapas de su mutación degenerativa (por eso es que ha cambiado tanto de apariencia, su mutación es constante y progresivamente salvaje), trae del pasado al equipo original. Está convencido de que ver a quiénes eran, en su inocencia e idealismo, hará al moderno radical entrar en razón.

La versión que se trae del pasado es la de Season One, y el viaje en el tiempo está muy, muy bien manejado. Jean de repente descubre que, en el futuro, se convertirá en un apocalipsis con patas, Iceman descubre que su mutación también es degenerativa, Angel se shockea por el destino horrendo que tuvo su contraparte y Cyclops duda severamente no sólo de que se convertirá en alguien tan diferente a él, sino de su propia capacidad para detenerlo.

Y se cruzan con el equipo moderno y es fan service como debe ser (el momento en que Wolverine se detiene, huele y queda “oh my god. It’s Jean”). Kitty Pryde, que solía ser la adolescente del grupo es ahora la adulto que lleva al Instituto X, y en ese contexto, Jean explora sus capacidades psíquicas y decide que no tiene problema en ser la líder. El desarrollo de Jean es fucking maravilloso, mejor Kitty adolescente que la propia Kitty (Bendis is a genius writing teenagers) y hay tanto que quiero spoilearte que debo emplazarte a que te muevas y la leas ya. Hay un punto en que mucha gente está criseada y Angel quiere volver a los 60’ (“Para ustedes, esta era es maravillosa, pero para mí, es horrorosa. Everybody tells you ‘he does this, and she does that’, but my future is so terrible that nobody dares telling me”) y todo el mundo de repente se calma y se sientan. Y Kitty ve a Jean y es ella la que los ha “relajado” psíquicamente.

“Los voy a calmar y a callar todas las veces que sean necesarias”, dice, trayéndole a todos los mutantes del presente un flashback post-traumático del Fénix. Y eso sólo lleva a máaas problemas y drama y es genial.

Tienes mucho qué leer, pero te garantizo que esto es alta calidad.


Otros Post de Interés:

lunes, 18 de septiembre de 2017

Sobre la Nueva Versión de It


Tenía un post listo para hoy lunes, pero ayer vi la nueva versión de It y no quería dejar pasar la oportunidad.

Me gustó mucho; es diferente al libro, aunque más certera que la versión con Tim Curry. Tiene mucho corazón y ahí es donde triunfa, en el tema central.

Hay cosas que le faltan que son elementales a la mitología del libro; Derry, el pueblo en que todo ocurre, está entrelazado con la presencia de “Eso” y mucho del terror en el libro ocurre por la atmósfera, la vibra, una sombra permanente en el pueblo. Stephen logra que sientas una opresión muy parecida a la de vivir en Caracas: Cosas raras pasan todo el tiempo, la gente se muere, la gente desaparece, hay algo constantemente al acecho, y todo el mundo actúa como si nada.

El pueblo es maligno.

El libro es mucho más atrevido, también. Va mucho más lejos, es mucho más oscuro. En la película hay referencias a varios niños desaparecidos y, en la novela, ves en detalle cada una de sus historias (además de que abre con una escena espectacular, ojalá salga en la siguiente peli cómo los adultos se enteran que Eso volvió). Uno de los personajes de la película, Patrick Hockstetter, es muy diferente. Tiene un capítulo sólo para él y te aseguro que no lo vas a olvidar. Los críticos idiotas del libro se están quejando de que hay una escena con los niños que no sale en la película y que es toda escandalosa (si lo leíste, sabes de cuál estoy hablando); ese debate te demuestra que hay social justice warriors que critican sin saber de qué hablan —¿y leer un libro de más de mil páginas? No hay tiempo para eso cuando Instagram es más importante.

La mentada escena es un detallito, pero el capítulo de Patrick es una noche sin luna y sin estrellas. De todo lo que le he leído a Stephen, quizá es lo más oscuro.

En conclusión, la película es muy buena, pero nada puede superar al nivel de detalle que consigues en las sopotocientas páginas del material fuente. Y Steve en sus libros es normalmente bueno, pero en sus libros largos brilla. E It es uno de los más largos.


Una sola crítica: El cine de terror está plagado de ejemplos que demuestran que no hay que acompañar a las escenas de miedo con ruidos fuertes. Un ruido de golpe, el llamado “jump scare”, te agita porque te pega de repente, pero no se queda contigo como un terror bien inducido sí. Esta peli tiene demasiados jump-scares y puede aprender de obras maestras cuyas escenas más escalofriantes son prácticamente silenciosas.


Nos vemos mañana.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

BLONDIE - Just Go Away

Parallel Lines es un disco perfecto.

Todo lo que he estado subiendo con el tag Radio Sympathy ha sido puro Blondie, pero this is my party and I cry if I want to.

New wave doesn’t get better than this, guys.



martes, 29 de agosto de 2017

SALA SITUACIONAL: Ep. 7, "El Dragón y el Lobo"


Para leer el análisis del capítulo pasado, pincha aquí.

¿Oyeron la entrevista en Unión Radio? Having a blog can be weird, dude.

Entrando en materia, uno pregonando en contra de los mesías y ya ustedes abrazan a los Targaryen porque van a freír, literalmente, a todos los adecos. Yeap, otro chiste interno venezolano.


SALA SITUACIONAL, SÉPTIMA TEMPORADA,
Ep. 7: El Dragón y el Lobo

EN KING’S LANDING


¿Grey Worm y compañía no estaban asediados en Casterly Rock? ¿Qué pasó con ese asedio? ¿O era una distracción para asaltar Highgarden?

Ese es el problema con esta temporada: Han comprimido tanto la trama, que hay muchos hoyos. A uno no le queda sino asumir.

Esta escena inicial ocurre en el famoso Foso de los Dragones, donde los Targaryen guardaban a sus lagartos. En el libro, es gigantesco y en la serie se decantaron por la legitimidad de ruinas romanas reales. Hablando de eso, Dany comenta sobre la crueldad de mantener a los dragones presos y cómo eso se reflejó en la posterior atrofia. La verdad es que nadie sabe por qué los dragones de los Targaryen se atrofiaron. En el libro, cuando Barristan oye la teoría de Dany, dice que de ser así, los hombres que nacen en chozas deberían ser enanos y los que viven en castillos, gigantes. Mi teoría es que estar lejos de Valiria, les afectó, but then again los tres dragones de Daenerys nacieron lejos de Valiria. So, yeah, ni idea.

Dany sabe hacer una entrada y Cersei por un momento pareció razonable —hasta magnánima, cuando dice “los voy a apoyar y que conste en acta que lo hago sin garantías”. Parece que su apuesta yace en la eventual llegada de la Golden Company, de la mano de Euron Greyjoy. Si no ha quedado claro, Euron es un mono con revólver: ¿Qué te dice a ti que él no hará de esa compañía SU ejército personal para usarlo contra Cersei? Porque di lo que quieras sobre la reina negra, es evidente que la que tiene los dragones, tiene las de vencer, y es la reina legítima del continente, que es justamente lo que el vikingo persigue. ¿Qué pasa cuando se encuentre con Daario?

Cersei está contando los pollos antes de nacer en un momento en que se ha quedado verdaderamente sola. No te niego que cuando Zombie-Clegane desenvainó la espada contra Jaime, tuve un mini-infarto, pero ahora que the chains are broken y Lord Lannister al fin es libre, puede irse a hacer bebés con Brienne. A lo largo de esta temporada, el gobierno de Cersei se ha fundamentado en la pasividad de sus enemigos y esta temporada cierra más débil de lo que estaba en la anterior. Reconozco que no entiendo cuál es su juego. Muy perceptivo, por cierto, notar la ausencia de un dragón. Este episodio tuvo excelente actuación de Lena Headey.

Y Jon necesita aprender a mentir. Una de las citas más duras de Robert McNamara, asesor de John F. Kennedy, es que “en la guerra, para hacer el bien, a veces hay que hacer el mal”. ¿Qué es mentir para preservar una alianza trascendental? Su negativa necia nos llevó a un debate entre Tyrion y su hermana que fue medio fan-service. ¿Qué le dijo que logró que ella “cambiara de opinión”?

Al menos Sandor se la juró de frente a Gregor, prometiéndonos la lucha entre ambos. ¿Trivia? Este es un spoilercito de algo en el libro que no te daña nada: En los libros, Gregor Clegane está oficialmente muerto. Tras el fiasco de la pelea contra Oberyn, tuvo una horrenda muerte (el veneno que la Víbora usó era una versión custom de manticore) y su cabeza fue enviada a Dorne, como compensación por los problemas ocasionados. Al príncipe Doran lo que le llega es un cráneo y no hay garantía de que esa sea realmente la cabeza del mayor Clegane, pero en la corte real, el zombie va bajo el nombre de “Ser Robert Strong”, un caballero que se ha unido a la Guardia Real y adoptado un voto de silencio “hasta que ya no haya más injusticia en el reino”. No tarda mucho para que los demás lo miren raro y noten cómo nunca come, nunca va al baño, nunca está sin la armadura y aunque nadie lo ha dicho en voz alta, es tácito que se trata de Gregor Clegane.

EN DRAGONSTONE


Esta Saga tiene un tema con los nombres; Jon no es Jon, sino Aegon y no es Snow, ni Sand, sino Targaryen. Arya ha sido Arry, Cat, Nadie y otras personalidades. Pero quien más ha cambiado de nombres e identidad es Theon Greyjoy.

Empezó como Theon, Greyjoy de nacimiento y Stark de crianza. Toda su vida se vio a sí mismo como un Stark y sólo en momentos específicos se acordaba de la verdad, porque Ned además lo crió como propio (y sometido a torturas, él mismo se admite que su padre real fue Ned Stark). Al entrar en contacto con Balon, le remueve la necesidad de enorgullecer a su padre biológico y toma una mala elección. Deja de ser “Theon ‘Stark’” para ser un mote con el que sería conocido peyorativamente, “el Príncipe de Winterfell”. Claro, al caer en manos de Ramsay, Theon desaparece y nace Reek. Cuando los Bolton ocupan a Winterfell, Reek para en el árbol sagrado y ruega por la muerte, oyendo a una voz (¿Bran?) llamándolo por su nombre real. Eso marca el retorno de Theon, quizá el personaje más humano que tenemos —¿quién de ustedes no ha cometido un error terrible y le ha tocado vivir con las consecuencias?

En ese sentido, Jon y Theon se parecen mucho: uno era un bastardo (oficialmente) y el otro un rehén, ambos tratados como hijos legítimos por el Lord de la Casa, pero mientras Jon lo aceptó, Theon siempre tuvo nociones agrandadas de sí mismo (incluso rechazando a Jon porque “era un bastardo, no como nosotros los legítimos”). Es curioso cómo uno es Greyjoy criado como Stark, mientras el otro es Targaryen criado como Stark.

Francamente no creo que Yara esté en condiciones para liderar nada y Theon puede ser el renacer de la Casa Greyjoy, libres de los atavismos y con un pie en el futuro, como lo era su abuelo, Lord Quellon Greyjoy, antes de morir en la Rebelión de Robert.

Y como anticipamos, es él quien puede echar el plan de Euron a perder. Sería un batacazo que ni el propio Rey de Sal se espera.

EN WINTERFELL


¿Sabes esa conversación entre Tyrion y Cersei? Los minutos que se gastaron ahí debieron emplearse en esta trama, porque la caída de Littlefinger fue demasiado abrupta.

D&D, los productores de la serie, ya admitieron que mucho de lo que hicieron con este arco argumental fue generarle tensión a la audiencia, haciéndonos creer que las hermanas Stark podían echarse cuchillo, independientemente de cuán plausible fuese. Eso tiene que parar, muchachos.

Manipular y burlarse de Littlefinger no es imposible (Tyrion lo hizo en la segunda temporada) y creo que, dadas las circunstancias, él sí es capaz de caer de rodillas y brindar lágrimas de cocodrilo para salvarse el pellejo, pero ponte ahora en su lugar. Si Sansa me hubiese lanzado esas acusaciones, lo primero que le digo es “Demuéstralo. Me estás acusando de vainas locas y este chamo, como se cree Charles Xavier, está inventando escenas en su mente y poniendo palabras en mi boca”. Claro, es un Lord tan impopular que no dudo que los Caballeros del Valle le den la espalda sin importar lo que diga, pero esta era una escena para verlo defenderse con todo a su alcance. El Petyr Baelish de la serie ha estado haciendo cosas que su contraparte literaria ni pensaría en hacer (como casar al objeto de su afecto con un sociópata infame en todo el norte). De por sí te puedo decir que en el libro será distinto, porque Petyr y Sansa nunca abandonan El Valle y, después de obtener el poder, se quedan consolidándolo. Precisamente para que cosas como estas no ocurran y él conserve el poder, a pesar de ser impopular. You know, like real people in the real world.

El objeto de Petyr sí fue casar a Sansa, pero con uno de los chivos del Valle y con ese ejército, retomar al Norte. Mucho más sensato que, sabes, acudir a la familia de Masacre en Texas esperando que todo salga bien al final. Con todo lo que sabes de Littlefinger, sobre todo si eres lector de GRRM, ¿te parece razonable que entre al Norte sin manejar todas las variables?

Y todo fue muy rápido. Considera la Boda Roja: Primero, la canción. Luego cierran las puertas, el lobo llora, Cat se preocupa y Roose Bolton no bebe. Es una escena que se toma su tiempo antes de darnos la puñalada. La Explosión del Septo: Cersei se viste, la gente se congrega, toma mucho rato de ascenso en la tensión antes de que el fuego valirio cunda. Esta era una escena en la que se pudo jugar con el dramatismo y la tensión. Por eso ansío al libro, esta es una historia que necesito que me echen bien.

La semana pasada sugerí que Sansa se desprendió de Brienne para dar pinta de vulnerabilidad, but that was an educated guess. Las semillas de esta escena no estuvieron tan bien plantadas aunque, en honor a la verdad, esto es lo que los malos siempre han hecho.

Alan me comentaba ayer que siempre hemos visto el lado positivo de los Stark, pero nunca los hemos visto como plotters. Esto es justamente lo que hacía Tywin y Cersei y todos los malditos que jugaron con las cartas pegadas al pecho hasta el momento de la revelación —el propio Petyr era un amo de esa vaina.

Sí me gustó el detalle de que, incluso desangrándose y muriendo, Petyr trató de tender más mentiras. A dipshit to the very end.

Entonces, Bran y Sam conversan y descubrimos la identidad real de Jon, Aegon VI Targaryen. ¿Se han dado cuenta de lo mucho que hemos hablado de Aegon el Conquistador a lo largo de esta temporada? Casi que en todos los episodios ha pasado algo que lo saca a flote y son demasiadas coincidencias como para ser casual. La preocupación visible de Tyrion deriva de las obvias implicaciones de este empate (vamos a tener un conflicto de intereses, donde Dany, que jura que se gobierna sola -como aprendió Robert y Aerys, ningún monarca se gobierna-, puede seguir a su corazón y prescindir del consejo de Tyrion), además de lo que haya conversado con Cersei. Como dije, esto puede terminar en un reinado del Norte y otro del Sur, lo que sería inédito en la historia de Westeros, pero los Caminantes también traspasaron al muro y eso es inédito de por sí (no digamos a una usurpadora frontal en el Trono de Hierro).

Ahora, te tengo otra que es un spoiler para los libros y sí voy a dejar en blanco porque es medio importante. No creo que ocurra en la serie, pero es un detalle interesante si Jon se llama Aegon en el libro también, por alguna razón. ¿Por qué por alguna razón? Ok (resalta con el mouse si quieres leer estos SPOILERS DEL LIBRO):

Hay alguien en Westeros que dice que es el hijo legítimo de Rhaegar y Elia Martell, el Aegon Targaryen nacido de cuna real y supuestamente muerto en el saqueo de King’s Landing. Y a lo mejor sí es él.

Mira: Durante el saqueo, parece que Varys intercambió a los bebés, con ayuda y consentimiento de Elia y el que murió fue el hijo de un mercader local. La Araña se llevó al heredero al otro lado del mar y cuando Tyrion lo conoce, en su viaje a Daenerys Targaryen, concluye que la historia es jalada por los cabellos, pero que el chico no sólo luce como un Targaryen, sino que actúa como uno. Es más educado que la mayoría de los lores del reino y está apoyado y criado por Jon Connington, haciendo que Kevan Lannister en la corte diga que puede ser verdad, porque si hay un hombre honorable, ese es JonCon y no se lo imagina formando parte de un teatro.

O sea que, en los libros, tendríamos a un tercer Targaryen que, sea o no sea de sangre real, reclama el trono y porta el nombre de Aegon. ¿La serie está mezclando a ambas tramas (Jon y Aegon) o cómo es la cosa? Porque no tiene sentido que Rhaegar tenga a dos chamos y a los dos les ponga el mismo nombre (a menos que sea un acto puramente de Lyanna), ¿me sigues?

Igual no vamos a ver nada de eso en la serie.

En un punto, Bran dice que “la Rebelión de Robert nació de una mentira”, y eso no es del todo cierto. La fuga de Rhaegar y Lyanna fue la chispa, pero el detonante fue el asesinato de Brandon y Lord Rickard Stark a manos del Rey Loco —recuerda que después, Aerys escribió a Jon Arryn pidiendo las cabezas de Ned y Robert.

La cronología es así:

1)   Rhaegar y Lyanna se fugan tras el torneo;
2)   Rickard y Brandon se van a King’s Landing a exigirle orden al rey. Mueren;
3)   Jon Arryn, Robert Baratheon y Ned Stark se alzan. Inicialmente van perdiendo;
4)   Y luego van ganando. Robert asume el liderazgo porque, de los tres, es el que tiene sangre Targaryen por una pariente lejana;
5)   Aerys mantiene a Elia de Dorne cautiva en la Fortaleza Roja, para forzar la alianza con los Martell;
6)   Rhaegar y Robert se enfrentan en el Ruby Ford y Rhaegar muere;
7)   Tywin Lannister asalta King’s Landing y mueren Aerys, Elia y los dos bebés. Varys saca a Daenerys y su hermano;
8)   Ned llega a la Torre de la Alegría, presenciando el nacimiento de Jon, posterior a la muerte de los dos bebés de Elia.

He leído las críticas a la pinta poco atractiva de Rhaegar, pero hay un punto en el segundo libro en que Dany tiene una visión de él, y al principio lo confunde con su hermano Viserys, de lo mucho que se parecen. So this part? Accurate.
Jon sería entonces “Aegon VI”, porque su hermano, nacido de Elia, murió antes de ser investido como rey (a pesar de llamarse Aegon también). This shit is actually normal en la historia medieval real, si lees la historia de Inglaterra, todos los reyes se llaman Henry, William o George (a veces hay un Richard).

EN EASTWATCH


Todo esto lo que predice es que la temporada que viene tendrá un elemento más inclinado a la fantasía que a la política que hemos degustado por años. ¿Tormund y Beric han muerto? No me imagino un escenario en el que sobrevivan a una invasión de zombis (¿quizá dentro de una caja de cartón?), pero hasta que no vea los cadáveres, no lo gravo en piedra. Porque recordemos las palabras de Beric, “El Señor de la Luz nos revivió por algo, para cumplir alguna gran meta”. ¿Cuál era, sacar a un zombi y morir en el Muro? No lo sé, Rick…

La caída de Eastwatch no es la caída total del Muro, sino una brecha —si recuerdas, Castle Black es uno de los castillos del Muro.

Hablando del Señor de la Luz, ¿qué es de la vida de Melisandre?

La distancia entre el Muro y Winterfell es como de un mes a pie, mes y piquito, cosa que no significa nada dado el trato que la serie le da a las distancias, pero sí podemos decir que Winterfell estará muy pronto asediada por el Rey de la Noche. La vaina es que no hay razón para atacar solamente a Winterfell. Como defensor, el terreno en ese castillo no favorece mucho contra tantas fuerzas y quizá sea mejor replegarse al Cuello o Moat Cailin, donde sabes que el enemigo va a pasar a juro. Míralo en el mapa:


Porque si yo fuese el Rey de la Noche, envío parte de mis fuerzas a Winterfell y dejo que el resto prosiga hacia el sur, de modo que indistintamente de lo que pase en esa batalla del Norte, voy a ganar terreno —y peor, capaz hasta rodeo al castillo de los Stark. This is what playing Total War does to you. Además, si Harrenhal nos deja una lección es que no sirve de nada tener una Fortaleza cuando el enemigo tiene un dragón.

Claro, Dany tiene a dos más, puede cabalgar uno, Jon a otro y darse contra el Rey de la Noche, pero la puntería de este zombi es mejor que la de Robocop y mata de un tiro. You willing to risk it?

No está fácil lo que viene. Cruel espera.

Saca el puto libro, George.